Escucha lo mejor de
Excelencia Personal

¿Cómo ser modelo sano ante la crisis actual?

Ante la situación actual es sumamente importante cuidar la relación con nuestros hijos Seleccionando bien que batallas vale la pena luchar así como que leccciones y aprendezajes compartirles. 

Aquí encontraras algunos consejos al respecto.

Porque lo más importante es ser un sano modelo para nuestros hijos. 

 

 

Como padres de familia, siempre queremos lo mejor y buscaremos darles lo mejor a nuestros hijos.

 

Ellos están muy enterados del tema y lo que sucede en el mundo, solo hay que hablarles de acuerdo a su edad y no más allá de lo necesario.

⁃ Por ejemplo hacerles ver la importancia de lavarse las manos concienzudamente.

⁃ Platicar de lo necesario que es tomar agua para mantenerse sanos, ya que la deshidratación nos hace propensos a pescar virus.

⁃ Decirles que la mejor manera de protegernos es durmiendo lo necesario “porque así se activan los soldados que nos defienden”

⁃ Comiendo los colores variados qué hay en las frutas y verduras y eso será un gran escudo.

⁃ Vale la pena también tomar vitaminas que promuevan la salud y contrarresten la inflamación generalizada del cuerpo., haciéndolo nosotros y dándoles a ellos según su edad.

 

Como especialista de la salud y particularmente en psicología, les diría que la mejor manera de generar conciencia en ellos, es mostrando como me cuido. Si! Cuidándome,  dedicando tiempo a mi salud y a estar bien, eso es lo que más ayuda.

 

Sabemos que el sistema inmune también se compone de pensamientos, patrones de conducta y comportamiento. 

 Así que comprender que puedo ser un modelo de calma y paz, o un modelo de reacciones exageradas. Si estoy abrumada y exasperada, eso sucederá también en ellos.

Estos tiempos pueden ayudarnos a enseñarles cómo manejar las crisis, que hacer cuando estamos estresados (lo cual se vale y es perfectamente comprensible). 

El estrés es el factor que más compromete nuestra salud física, mental y emocional.

Ayudarles con técnicas como la respiración consciente, ejercicios de relajación o el tapping acorde con su edad, puede irles enseñando que hacer en momentos de crisis.

Además hablar de lo que sentimos, poniéndoles nombre a los sentimientos (sin dar detalles específicos) y que ellos se sientan en libertad de hablar también de cómo se sienten.

Si son muy pequeños, detectar en ellos cuando estén irritables, susceptibles o tengan regresiones (por ejemplo que pierdan control de esfínteres cuando ya tenían controlado) o alteraciones de sueño; dándoles el acompañamiento adecuado.

Un masaje con aceite de lavanda les puede ayudar.

Un difusor con aceites esenciales, música tranquila y relajante.

Hacer todo lo posible para mantener sus rutinas estables en casa, esto les dará seguridad y tranquilidad.

Dando prioridad a lo que sea importante. Y no exigirles mucho, ni exigirnos mucho como mamás.

 

Aquí un programa del tema.

https://youtu.be/CK9P1I0kQQ8

 

Es muy importante entender que ellos también la están pasando mal, su vida cambio, su rutina no es la misma, dejaron de ir a la escuela, de ver a sus amigos, de convivir con sus pares y el mundo cambió para ellos también.

Así que pensar en cómo podemos darles estabilidad en medio del caos. Y qué necesitamos como padres, incluso ayuda emocional si me siento sobrepasada, será una manera de ayudarles.

Tratar de esconder mi ansiedad no es la respuesta... será el elefante blanco en medio de la sala, se respirará en el aire aunque no quiera verlo.

• El manejo de estrés depende de la edad de los hijos, cuando son más grandes, ayuda mucho el juego, el ejercicio para bajar el estrés.

• El auto cuidado personal, modela su propia manera de cuidarse.

• Actividades en familia ayudan a dar contención.

• Hacer dibujos o pinturas son actividades que tienen fines terapéuticos para sanar emociones y crear el espacio para hablar.

• Encontrar el punto de equibilbrio en casa. No solo hacer trabajos escolares, sino dedicar tiempo a la convivencia, al juego y la salud mental de todos.

• En medio del trabajo en casa, buscar el espacio para relajarnos y aprender a decir que necesitamos un momento de paz.

• Los niños parten de nuestro estado emocional, aún sin darnos cuenta de esto. Así que vale más la pena ser honestos de nuestro sentimientos que esconderlos.

• Hablar de lo que les preocupa, de lo que han escuchado y qué entienden al respecto.

• Si hay Adolescentes en casa, sabrán con mayor facilidad lo que sucede en casa, pero les afectará de modos distintos. Ellos dejaron de ver a sus amigos y de tener esa vida social que les va formando su personalidad, siendo empáticos con ellos podemos ayudarles y darles su espacio. 

• Detectar cambios notorios en ellos, y buscar ayuda si los vemos deprimidos o muy estresados.

• Esta bien no estar bien, reconocerlo y buscar técnicas para ayudarme. 

• Promover la conexión con otros, ya sea familiares y amigos por teléfono o redes sociales.

• Tener actividades divertidas como juegos de cartas o noche de películas para estar juntos y divertidos. 

 

Si podemos ser contagiosos emocionalmente...

Estrés, miedo, ansiedad se contagian...

Ya es más que sabido que el virus es contagioso, las emociones también.

 

Para aquellos que tengan problemas para expresarse, ayudarles con actividades que promuevan la expresión de sus sentimientos a través del juego o el arte.

Estar en casa es una oportunidad para re conectarnos y sembrar en ellos momentos que guarden en su corazón para siempre.

Que sea grato lo que recuerden y probablemente sea de estos grandes momentos en familia y no del virus de lo que hablen años después.....

 

Que mejor que aprender a desarrollar 

Tu creatividad, paciencia, adaptación y crecer en la fe! 

 

.

Nelly Canseco

Ver publicaciones

Comentarios