Escucha lo mejor de
Excelencia Personal

Cómo Formar Hijos Rebeldes

  1. Señalo con más frecuencia y fuerza el error que los aciertos.
  2. Exijo de mis hijos actitudes que yo no soy el primero en practicar.
  3. Me aprovecho de que soy el padre para que mis hijos me manejen asuntos personales.
  4. Pongo obstáculos a las actividades de mis hijos: antes debo asegurarme de mi propia tranquilidad.
  5. Me dejo llevar por preferencias y simpatías al evaluar, elogiar o castigar el comportamiento de mis hijos.
  6. Utilizo mis privilegios de ser padre para lograr beneficios y ventajas personales.
  7. A los más torpes de mis hijos les mando cosas difíciles, y luego disfruto cuando les hago notar el error.
  8. Cuando mis hijos causan problemas o se portan mal, busco a los culpables para castigarlos.
  9. Estoy encima de mis hijos: quiero que trabajen o estudien sin descanso.
  10. Las cosas tienen que hacerse a mi modo: no conozco ni acepto otro.
  11. Me es difícil reconocer mis errores.
  12. No escucho opiniones: impongo lo que pienso, aunque no sea lo mejor.
  13. Obstaculizo la participación de mis hijos en eventos familiares o sociales, "porque son una lata".
  14. Presiono mucho a los menos capaces para que hagan las cosas que les mando como yo lo digo.
  15. Sólo doy órdenes, aun cuando puedan ser inadecuadas. No explico razones.
  16. Utilizo mi autoridad formal de "jefe" o "padre", más que mi influencia personal como "líder".
  17. Me es muy difícil pedir perdón cuando hiero u ofendo a mis hijos.
  18. Soy con ellos irónico, burlón, para que aprendan a hacer las cosas bien.
  19. Utilizo comparaciones humillantes para resaltar o castigar conductas de mis hijos.
  20. Me enojo con ellos cuando se equivocan, y les retiro mi afecto, "para que entiendan las cosas.”
  21. Fácilmente recurro a los golpes o a los castigos físicos, para que me obedezcan.
  22. Los castigo en forma injusta y frecuente.
  23. Los insulto con ira y coraje, sobre todo cuando no hacen lo que yo ordeno.
  24. Les impido manifestar sus emociones de miedo, llanto, tristeza, dolor, etc.
  25. Les profetizo que les va a ir muy mal en la vida, con ese carácter que tienen.

Contenido Exclusivo - Usuarios Registrados

Lo sentimos, este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Registrarte no cuesta, únicamente te pedimos algunos datos para poder ofrecerte un servicio más personalizado y darte acceso a muchos beneficios. Puedes aprender más al respecto aquí