Escucha lo mejor de
Excelencia Personal

Romancillo para un Niño de Miel y Cera (Arturo Barrera Mauri)

Tu cuerpo de esperanzas
cantos y risas
ya no quiso ser carne,
quiso ser brisa
y en primavera convertir
piel y sangre
en miel y cera.

Tu mundo de natillas
y reyes magos,
de pantalones cortos
y de soldados
cambió su rumbo
hacia el país del sueño
largo y profundo.

Unos ojos que lloran
y que te buscan
al no verte en tu cama
espacios surcan
rabia y asombro
puñales en el alma
buscando el fondo.

Rebeliones feroces
en mis entrañas
de dolores que acosan
muerden y arañan
hielo que corta
con filos lacerantes
de infancia rota.

Un deseo infinito
punza mi frente
se desborda la pena,
negro torrente,
con ansia plena
de nunca haber escrito
este poema.

Dame niño la mano
corre conmigo
por los campos vestidos
de verde olivo
mírame siempre
tus ojos son el agua,
yo, sed ardiente.

Contenido Exclusivo - Usuarios Registrados

Lo sentimos, este contenido está disponible únicamente para usuarios registrados. Registrarte no cuesta, únicamente te pedimos algunos datos para poder ofrecerte un servicio más personalizado y darte acceso a muchos beneficios. Puedes aprender más al respecto aquí