• Depresión
  • La persona pierde la capacidad de disfrutar de las cosas que habitualmente le apetecía hacer. No reacciona de forma habitual a los estímulos externos, y está en un estado de aparente apatía, desinterés o indiferencia. Se muestra hipersensible ante estímulos externos, con irritabilidad, o excesiva sensibilidad frente a acontecimientos habituales.