• El Perdón
  • El mejor regalo que puedes hacerte a ti mismo, es perdonar a quien te ha dañado. Lo haces por ti, no por la otra persona. Reconoces el daño hecho, aprendes lo que te corresponde de esa experiencia, y sigues tu vida con alegría y fortaleza.