• Día de Muertos
  • El punto angular de la tradición de nuestros ancestros es la creencia de que el espíritu de los difuntos regresa del mundo de los muertos a éste, para convivir con sus familiares durante un día, departiendo con ellos, consolándolos y confortándolos ante su pérdida. Asimismo, para los católicos la muerte forma parte de la vida. No es una ruptura especialmente importante, ya que Jesús dio su vida por nosotros para que tengamos vida eterna. De este modo, nuestro espíritu o alma trasciende a la muerte misma, ganando la vida eterna o la muerte eterna, dependiendo de la bondad o maldad de nuestras obras a lo largo de nuestra vida.